martes, enero 05, 2010

Lo que quiero de Reyes


Si no supiese quiénes son los Reyes Magos, ya sé que les pediría para este año: el libro Poesía completa de Idea Vilariño. Apenas en estos días de vacaciones pude conseguir Poemas de amor y sólo pude confirmar lo que sospechaba desde que a finales de los noventas me encontré algunos de sus poemas en aquella extrañable Jornada Semanal del periódico homónimo. Poemas de amor es un compendio de desesperación y, oxímoron inevitable, de esperanza alrededor de lo que significan las relaciones amorosas y lo lejano e imposible que es el otro. Y uno de esos otros fue ni más ni menos que un melancólico genial: Juan Carlos Onetti. Vilariño fue, sin duda alguna, uno de las muertes más dolorosas para las letras latinoamericanas durante el 2009 (murió en abril). Dejo acá algunos de los poemas que más me gustaron y la petición para que algún Rey Mago cibernético me regale lo que arriba sugerí.

ENTRO EN EL JUEGO
Entro en el juego
juego
hago de cuenta
voy
te sigo me sonrío
me desentiendo me
abandono me olvido
cuando estás
cuando me amas
pero cuando ya no
aún no
qué difícil
quererte.

EL TESTIGO
Yo no te pido nada
yo no te acepto nada.
Alcanza con que estés
en el mundo
con que sepas que estoy
en el mundo
con que seas
me seas
testigo juez y dios.
Si no
para qué todo.

TAMPOCO
Ahora te fuiste. Huelo
tu lugar en la cama
tu calor que aún queda
y al mismo tiempo amarga
ajenamente sé
que sigo sola y que
será sólo mi cuerpo
el dulce poseído
y que tampoco tú
recogerás mi vida.

ESTOY AQUÍ
Estoy aquí
en el mundo
en un lugar del mundo
esperando
esperando
Ven
o no vengas
yo
me estoy aquí
esperando.

YO QUISIERA
Yo quisiera llorando
decírtelo
mostrarte
decirte destrucción
y que tú me entendieras
o decirte se fue
el verano se fue
o decirte
no te amo
y que tú me entendieras.

DESPUÉS
Es otra
acaso es otra
la que va recobrando
su pelo su vestido su manera
la que ahora retoma
su vertical su peso
y después de sesiones lujuriosas y tiernas
se sale por la puerta entera y pura
y no busca saber
no necesita
y no quiere saber
nada de nadie.

VERTE REÍR
Verte reír tocarte con las manos
vivir contigo un día un año tres semanas
compartir la vida seria vida mansa contigo
encontrarte en la cama
vistiéndote en el cuarto
oliendo a alcohol fumando
sudando en el verano
o en el amor cerrando
tus ojos distraídos.

SABÉS
Sabés
dijiste
nunca
fui tan feliz como esta noche.
Nunca. Y me lo dijiste
en el mismo momento
en que yo decidía no decirte
sabés
seguramente me engaño
pero creo
pero ésta me parece
la noche más hermosa de mi vida.

ADIÓS
Aquí
lejos
te borro.
Estás borrado.



1 comentario:

Jolie dijo...

un rey mago puede ser cualquiera... ahora que una reina...
no es cualquier cosa :9