lunes, enero 19, 2009

Tentempié


A veces necesitamos un poquito de algo que nos convenza de que, tal vez, vivir pueda ser algo llevadero. La idea del tentempié es eso, en lo cotidiano representa echar un bocadillo antes de llegar a la comida de a deveras. El tentempié es, casi, deporte humano. Uno anda de tentempié en tentempié sin, a veces, nunca llegar a la comida real o llegando sin el hambre. Sirva de metáfora. Vivimos por adelantado y postergando el banquete vital.
          La dificultad estriba en el momento en que el tentempié se vuelve razón de vida. Y la verdadera vida queda hecha a un lado. La pruebita de esto, la pruebita de aquello. Nos vamos llenando de tentempiés vitales sin que al final podamos recordar alguno como cosa significativa o sin que los tentempiés lleguen a satisfacernos.
          Otra dificultad estriba en comprender cuando el tentempié ha dejado de serlo para volverse experiencia superior a lo circunstancial. Seguimos creyendo que lo que se tiene, o a lo que se llega es una prueba de lo viene después, de lo que nos espera (imagen linda: algo que allá a lo lejos, en un futuro radiante [nadie se imagina el futuro de otra manera: seguro] está esperanzado de que llegaremos a disfrutarlo).
          En ese espíritu reflexivo fue que me encontré con esta hermosa canción de Ana Prada, uruguaya emparentada con el sonido de recuperación tradicional letrística-musical de ese país encabezada por gente como Jorge Drexler y los uruguayos del Bajofondo. Acompañada de la gravísima voz de Kevin Johansen (consentido de la fábrica) realmente me pusieron la piel chinita. Un tentempié musical.

3 comentarios:

Jolie: dijo...

mmm.. no se si decidirme entre un tentempié o un aperitivo.

Victor Jurado Acevedo dijo...

No intentar demostrar que hay vida inteligente en la tierra...
y mucho menos en la cabeza de los domadores de pingüinos

Tomaste güisqui con un avaro, estoy molesto. ya pide el menú para llevar o no comas en cualquier fonda mejor cocina para ti, la comida es algo intimo no comas lo que los demás comen eres especial

Dios dijo...

Como probar el gran banquete si no te has satisfecho de tentempies?
Todos pasamos por etapas, en épocas muy diversas, recuerdas cuando no tenías para pagar una buena comida e invitabas al tentempie a alguna inauguración, es lo mismo basta de estar de caza cocteles, ahora decide tú donde, qué, conquien y aque hora quieres comer!