martes, mayo 30, 2006

Hijito


Hace aproximadamente un año, se me notificó que había obtenido el Premio Nacional de Narradores Jóvenes UACM 2005 en la categoría de cuento por mi trabajo Memoria del polvo, que tenía como maravilloso premio el hecho de que la Universidad Autónoma de la Ciudad de México publicara en un tiraje de mil ejemplares el volumen ganador.

Después de esa notificación tuvieron que pasar casi ocho meses para que el departamento de literatura de la dirección de difusión cultural de dicha universidad, me avisara que podía pasar por mis ejemplares a sus instalaciones de San Lorenzo en la Colonia del Valle. Total que fui con la ingenua esperanza de que en corto tiempo podría estar presente en la presentación de mi primer hijito en soledad (o en comunidad promiscua, según se le quiera ver). Pasó el tiempo y nada pasó con las presentaciones. Ni yo, ni Rubén Don (el ganador en el género de novela con quien tuve contacto cibernético), hemos sabido del más mínimo intento de la Universidad para promove nuestros libros. Los dos ingenuamente (más yo, supongo) creímos que la Feria Internacional del Libro de Minería era el escaparate en el cual la recién estrenada colección de narrativa de premios podría darse a conocer. No ocurrió nada.

Sin embargo, los textos están a la venta ya, para beneplácito de sus autores y mayor confusión del lector que llega a la librería. Librerías en las que se pueden conseguir los dos libros, tanto el de Rubén como el mío: EDUCAL (Cineteca Nacional, Centro Nacional de las Artes, Paseo de los Libros) y en el sistema de venta de la UACM. Para quien se quiera dar un clavado morboso (no hay de otros), en esta obrita sin plan publicitario, pueden adquirirlos en estos lugares. Espero sus opiniones.

3 comentarios:

Ruy Feben dijo...

eah! y yo tengo un ejemplar firmado!

Por cierto, "A medio centavo" es enorme. Ya entendí el cronotopo cero, ya...

ira dijo...

Dios te los multiplique. Dejé de venir porque andabas de codo y no escribías, pero veo que estás de vuelta y con empuje. Te quiero, la noticia de tu libro es un gran regalo en mi cumple 33.
Besos muchos.
Ojalá nos veamos pronto.

fabricadepolvo dijo...

Ira, preciosa, yo también te quiero y visito continuamente tu maravilloso blog (que en estos días anda bipolar). Gracias por los deseos y felicidades por tu cumple (¡aguas con los crucificadores!). Más besos.

Ruy, atesora ese ejemplar firmado, que en una de ésas se convierte en una joya. Por la escasa/nula distribución, y porque podría ser el único libro de un Premio Nacional que salte la barda y eluda a los John Smith de la Guardia Nacional. Saludos...