lunes, mayo 25, 2009

Abue...


Hablé con mi madre esta mañana. Mi abuela está muy enferma. Parece que ha renunciado a levantarse de la cama. Pasa sus días en esa casa que mi padre le construyó, mucho con sus propias manos, desde hace más de cuarenta años. No ha querido vivir con ninguno de sus hijos. Los hijos tienen que turnarse a cuidarle el sueño y la necesidad del día.
         Mi abuela es diabética, ella se enteró pero no pareció preocuparle. Hoy no quiero evocar su imagen. No la que me describió mi madre. Con esa abuela compartí prácticamente toda mi niñez y mi adolescencia. Es la que siempre, en mi cumpleaños, no fallaba con su regalo: calcetines para todo el año. Todavía en septiembre pasado, recibí el paquetito envuelto para regalo que los dos sabíamos qué contenía.
         El doctor ha recomendado no hospitalizarla. Es muy impresionable mi abuela. Es probable que la depresión sea más efectiva que su nivel de glucosa. Ella tiene muchos nietos y bisnietos. Pero, estoy seguro, ninguno tiene el don (o la maldición) de recordarla como yo lo hago.

2 comentarios:

pvot?.. dijo...

pues vaya a ver a su abue...
abrazos

Jolie dijo...

y seguro que entre esa maraña de cosas que se nos atraviesan en el dia diario .. pensando a nuestras abuelas quiero reconfortarme que ella piensan lo mismo de esos nietos que las recuerdan del modo que lo hacemos con ese tinte y toque maldito de añorarlas bien