lunes, enero 03, 2005

Dos semanas

En las vacaciones que recién terminaron pude recordar el significado de la palabra “descansar”. Las dos últimas semanas del año me las pasé en un total estado de cuasi-hibernación en el cual las actividades preponderantes fueron: dormir, comer, ver televisión, rever videos de películas a las que les traía bastantes ganas y leer sin el bamboleo del transporte o el ruido de los autos en la calle. Si bien lo anterior fue porque una gripa asesina me tomó por sorpresa en los últimos días del 2004, debo de agradecer al virus la renovada sensación de no sentirme cansado y sin haber dormido, de sentirme relajado y, prácticamente, sin preocupaciones. Esa situación de duermevela que lleva al Jack de Fight Club a inventarse a Tyler Durden, desapareció por completo. Por dos semanas descubrí de nuevo lo que significa la frase “noche estrellada y silenciosa”. Escuchar los grillos en invierno tiene un regusto a edición maravillosa de película de los cuarenta, con toda esa estática jodiéndote los oídos. Pude ver por fin, y sin cortes comerciales, Casablanca de Michael Curtiz y confirmar dos cosas: que Humphrey Bogart ha sido uno de los mejores actores que el cine estadounidense ha dado; y que Julius J. & Philip G. Epstein, además de Howard Koch, crearon los diálogos más chispeantes y disfrutables de una película hoy considerada clásica. Casablanca es una gran película. Lo suficientemente grande para que cualquiera que se llame cinéfilo debe de ver con religiosa atención y sin prejuicios: la película se defiende sola. No me arrepiento de haberme perdido las siete posadas a las que no fui, me conformo con el silencio y la pantalla del televisor en blanco y negro. Me conformo con gritar desde el fondo de mi alma conmovida: Play it again, Sam!

1 comentario:

Capi Conejo dijo...

Hola, Adrián. Leí tu comentario en mi blog. Por supuesto que me gustaría pasar a una de tus menos atormentadoras clases (jejejejejeje) en la Ibero, dime la hora, el día y el salón y yo paso antes de irme a ese país que ahorita ha de ser un congelador.

Saludos