domingo, diciembre 07, 2008

Misión cumplida

En este momento acabo de dar por finalizado el trabajo de orden y corrección del libro de cuentos que escribí sobre la Sierra Norte de Puebla. El reto implicaba la posibilidad de cuestionar la idea que algunas propuestas de escritura manifiestan en el sentido de que la tendencia es borrar los referentes nacionales o regionales en busca de una "literatura total" (la ambición del cronotopo cero). Los cuentos incluidos en Retorno al origen, intentan jugar con escenarios no comunes: los bosques, cafetales, ciudades coloniales no turísticas, cañadas y presas hidroeléctricas que caracterizan la zona en que nací. Tlatlauquitepec y sus alrededores. Quedó un libro que a mí me gusta mucho. Lo cual es ganancia.
         En este trabajo hay una experimentación de tratamientos y ambientes: ciencia ficción, fantasía prehispánica, erotismo, roces a la historia, surrealismo, ucronías y demás. Afortunadamente hay una propuesta de publicación que parece marchar bien y que podría poner al público el trabajo en los primeros meses del año próximo. Me siento como un espía al final de la misión que le fue encomendada. Prenderé un cigarrillo y veré que hay en la tele.

3 comentarios:

Jolie: dijo...

me encanta que andes por ahi... con ese cigarillo entre los labios y con control en mano...

(pero no te ilusiones demasiado) yo nunca dejo el control en otras manos demasiado rato

victor Jurado dijo...

Al parecer hay alguien que te puede prestar su control del televisor si gustas le puedes cambiar…. bien y mucho por los detalles finales de esos cuentos tan en remoto en distancia de todo referente lugar mucho…

Joel dijo...

pues yo te acompaño a fumar. te invito un cigarro nobel espñolete y si gustas un café. Me da gusto saber de ti, y ps bueno, ahora seguiré leyendote con más calma como antes.

te mando un abrazo enorme, de marmota a panda.