miércoles, septiembre 24, 2008

Reumas


Estoy experimentando en carne propia algo que a mí me parecía una cuestión de abuelitos ingenuos (que a partir de mi experiencia actual, se convierten en abuelitos sacerdotes, sabios hasta las cachas): las reumas. O, más que las reumas, los dolores asociados con cuestiones musculares y/o articulares que me hacen lanzar ayes cada vez que me tengo que levantar de una silla o agachar a recoger algo.
          La historia tiene que ver con una lumbalgia que ya me había curado en meses anteriores, pero que regresó como película de El Padrino, mejor que la anterior. Y es que a partir del frío que se deja sentir en estos días por la capital defeña, y de una jornada sabatina de trabajo medio intensa (catorce horas seguidas, sin pausa ni cafecito, revisando un texto), mi cuerpo se ha convertido en un pronosticador del tiempo sin falla. Apenas comenzó a bajar la temperatura comencé a sentir el llamado del frío. Mi espalda se queja, mi rodilla le acompaña.
          Soy la imagen perfecta de personaje de video noventero de Marilyn Manson. Fragmentado en un cuerpo que responde a las azarosas decisiones del clima. El sábado toca ver, por primera vez en mi vida, a un médico especialista. Mientras, pueden preguntar cómo estará el clima para mañana.

6 comentarios:

pvot?.. dijo...

jajaja ya ni la chingas jajajaj o ya ni la chingamos jajaaj yo en temporada de frío uso rodilleras jajaja
que loco no? aunque puedes verlo poético, cuando fui a ver a la doctora Carol o algo así se llamaba (iems) me dijo que tenía estertores en las rodillas y yo yo jaja sólo pensé en Vallejo.

victor jurado dijo...

Pues estas gordo, uno que tiene figura de súper modelo atleta de box spring, no sufre tales achaques de reumático los años pesas y el cuerpo te pasa un día la factura has abusado de tu cuerpo; recuerda es tu templo privado bueno tu cuerpo es un templezote vedes hacerte una limpia estas mal te están trabajando con magia mala onda o mejor ve al vapor con una nalguita veras que cambio yo lo recomiendo.

Anónimo dijo...

Pa' que vas al especialista? Aquí está lo que te va a decir:
1. Debes bajar de peso (mientras no hagas esto tus molestias podrían disminuir con el medicamento pero no desaparecerán)
2. Debes hacer ejercicio (por supuesto, aeróbico, como nadar, correr, bicicleta, etc)
3. Tómate este analgésico.
4. Nada más son 800 pesitos, puedes pasar con mi secretaria a pagar.
5. Te veo en un mes para ver como sigues (por supuesto para sacarte otros 800 pesitos)
Mi recomendación:
Hazle caso a víctor, tómate un tiempo libre, vete a algún spa y que te consientan.
Saludos
Laura

Dios dijo...

Que afán de culpar al tiempo, la edad, el clima etc. Responsabilízate de tí y tus achaques, escucha a tu cuerpo: te grita BAJA DE PESO y MUÉVE aunque sean los dedos.
Cada 45 min de trabajo estático, muévete y distraete 10 o 15 min.
Atte.
Yo

DIOS dijo...

Yo, soy Dios.

victor jurado dijo...

ya ves hasta Dios te puso el ojo, estas gordo jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajjajajjajajajajjaja..... ja ......ja.