martes, septiembre 09, 2008

32


El pasado domingo cumplí 32 años. Un día después mi padre cumplió 60. Es decir que a mi edad, mi padre ya tenía un hijo de cuatro años. Y después tuvo otros tres. Y a los cuatro nos dio una educación universitaria. Solamente con su trabajo. Un trabajo que no era bien pagado y que sí era, en cambio, sumamente desgastante. Y él, a sus 60, sigue sonriendo y creyendo que la vida es maravillosa porque le permitió vernos crecer a los cuatro.
          Mi hermano, a finales de octubre, le dará su primer nieto. Padre a los 28, abuelo a los 60. Tiene claro que su vida nunca fue un desperdicio. Siempre vio y (se) dio por los demás.
          Yo lo miro de lejos. Deslumbrado. Es la única forma en que puedo ver a mi padre. Maravillado ante lo mucho que ha conseguido y lo mucho que todavía espera.
          Yo no creo tener el optimismo de mi padre. Pero sigo creyendo que la vida es, a pesar de nuestro acendrado pesimismo, justa. Muy justa.

7 comentarios:

Gina dijo...

Sí, ante los padres y su sabiduría uno se queda mudo o muda. Felicidades por la vida que se recrea en tu familia y en ti.

Anónimo dijo...

Primero que nada ¡Muchas felicidades por tus 31 reales, 32 legales años cumplidos!
Segundo, ahora si difiero totalmente contigo. ¡LA VIDA NO ES JUSTA! O que no te ha tocado toparte con gente que tiene algo por lo que no ha luchado, pero lo tiene, porque así le tocó y punto. Mientras que otras personas luchan por algo que nunca consiguen aunque lo merecen más que los demás.
Ahora si creo que me estoy escuchando muy negativa, pero es como veo las cosas.
Saludos
Laura
PD. De nuevo ¡Muchas felicidades!

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

hoy tampoco se ha levantado el optimismo conmigo, pero sucede siempre que .. pienso...que ni mis padres me lo otorgaron en los genes cuando naci.

creo que las generaciones de hoy sufrimos mas el desencanto, quiza deberiamos buscarnos ser felices aunque resulte solo un mito del que se oye hablar...

sin embargo es grato descubrir en ti aspectos que no hubiera imaginado.

seguro que hoy solo es una racha y dentro de un tiempo verás que includio el optimismo se engendra dentro de ti y podras contagiarlo (me incluyo)

Kchivaches dijo...

La vida es justa, sí, lo que no cuadra es que el mundo es una mierda.

Feliz cumpleaños prof!

Anónimo dijo...

A los treinta dos años, es la edad perfecta no te comparan con Cristo. Nadie te juzga por no morirte en los excitantes veintes, tienes edad para ser padrino de tu futuro sobrino, un hijo viejo para los ojos de tu padre. el será abuelo; dice la voz popular chivo brincado chivo quedado... y tu? Tienes dos opciones, puedes ser un buen tío o un buen abuelo joven.

¿la vida es justa? NO, la justicia es muy generosa solo como palabra, en verdad nuca es suficiente considero que la vida te otorga cosas nunca justicia esta no es ciega mira siempre por el rabillo de un lado de su ceguera artificial...

victor Jurado dijo...

A los treinta dos años, es la edad perfecta no te comparan con Cristo. Nadie te juzga por no morirte en los excitantes veintes, tienes edad para ser padrino de tu futuro sobrino, un hijo viejo para los ojos de tu padre. el será abuelo; dice la voz popular chivo brincado chivo quedado... y tu? Tienes dos opciones, puedes ser un buen tío o un buen abuelo joven.

¿la vida es justa? NO, la justicia es muy generosa solo como palabra, en verdad nuca es suficiente considero que la vida te otorga cosas nunca justicia esta no es ciega mira siempre por el rabillo de un lado de su ceguera artificial...

victor Jurado dijo...

Que buena fiesta