martes, septiembre 23, 2008

Nacimiento, L. M. Pescetti

Antes no había comida, ahora hay.
Antes no había luces, ahora hay.
Antes no había perros, nadie pasaba,
no había sonidos, nadie miraba.
Ni una palabra, ni una cara,
Nada de nada. Ahora hay.

Antes no había silencio, ahora hay.
Ni siquiera vacío, no había tic tac.
No había molinos, ni geometría,
no había amigos, ni geografía.
No había viento, ni movimiento.
Ni chocolate. Ahora hay.

Antes no había padres, ahora hay.
Ni siquiera había televisión.
Antes nadie nacía, nadie partía.
No había antes, no había instantes,
no había pasado. ¿Y qué habrá pasado
que antes no había y ahora hay?

3 comentarios:

Victor jurado dijo...

El hoy es el mañana del ayer, solo aveces hay siempre no es suficiente,

Anónimo dijo...

Ahora si te pusiste muy filosófico.
Saludos
Laura

todavia dijo...

=)

pero, pesonalmente, prefiero canciones menos profundas como:

"Yo soy el vampiro negro
que nunca tuvo novia
y cuando tuve una
la sangre le chupe

bada-ba-dum ba-dum ba-dum bi-du-bum"
...