lunes, febrero 12, 2007

Literatura de la ambigüedad


Terminé de leer, a recomendación expresa y apasionada de Gina y Joel, mi primer libro de cuentos de Amparo Dávila: Tiempo destrozado. Debo reconocer que, a pesar de mi resistencia inicial (basada en el prejuicio y la ignorancia), la autora me conquistó definitivamente. Incluida por algunos estudiosos como parte de ese "subgénero" (ajá) llamado "fantástico"; en realidad creo, junto con otros críticos, que donde hay que ubicar a esta escritora es en el terreno de lo ambiguo, es decir, de los cuentos que sin ser completamente transparentes, generan la suficiente inquietud en el lector que no puede dejar de leer.
          De los mejores cuentos de este, según leo en la contraportada, su primer libro de cuentos, sobresalen por lo inquietante y aterrador (no necesariamente en ese orden) los cuentos "Muerte en el bosque", "Moisés y Gaspar", "El espejo", y, mi favorito, "La señorita Julia".
          Altamente recomendable.


Ver reseña de sus obras.

1 comentario:

joel_flores777@yahooo.com.mx dijo...

Adrián, te felicito por leer a Amparito, me da gusto que te haya gustado y espero que un día muy próximo charlemos de la obra de esta señora y podamos entrevistarla, como me lo recomendó David Ojeda. Espero y tengas a la mano sus demás libros, si no es así, te pido que me lo digas y te los mando por pdf, te los enviaré con todo gusto. Mi favorito es Música concreta, aunque, para decir verdad, los cuentos que mencionas son buenos por su ambigüedad y por sus personajes; una especie de sujetos lejos de toda identificación humana.
Ahhh!, se me olvidaba, hoy vi Irreversible, igual y ya la conoces, es una película francesa de una estructura narrativa muy arriesgada e interesante: juega con el tiempo de manera regresiva; y maneja muy bien la violencia, pasando ya a su temática; te la saco a flote por lo que hablamos en San Luís, sobre la violencia, si no la sacas consíguela.
Un abrazo.