martes, noviembre 18, 2008

Encuentro de claridades


Las cosas ocurren, a veces, por casualidad. Así es como uno termina entrando a lugares en los que no se hubiera imaginado nunca entrar sin haberlo planeado antes cuidadosamente. Así es como uno termina dentro de un foro de teatro a punto de ver una obra de la que no se tienen referentes, pero confiando en diosito y demás santos que resulte algo bueno. Y uno empieza a desconfiar. El cartel parece hecho en un Photoshop de aficionado: desenfocado, con letras de distintas familias, con una distribución poco amable. Vamos, como cartel de AA o de clases de guitarra los sábados.
          El lugar es chiquito y la escenografía apenas un casi-cubo dentro de un cubo-cubo. Iluminado. Dentro una actriz (Úrsula Pruneda) lidiando con una silla blanca como el resto de las paredes del casi-cubo. Al principio se mira con indiferencia, como pasando por alto la tendencia declamatoria que la actriz no puede controlar. Pero eso no ocurre todo el tiempo. Ocurre también la empatía y la convicción de que alguien común y corriente menciona las palabras que salen de los labios de la actriz. Rl tema es el abandono. La soledad. La añoranza. La costumbre.
          Después entra él, el actor (Mauricio García Solano) dueño de las tablas. Buen control. Buen actor. Pero frágil, inseguro como personaje. Visita a su familia en París y recuerda a la otra (la otra una) en México. Y el tema es la soledad. Y el tedio. Y la esperanza. Y la desidia. Y la huída.
          Uno se olvida de que el tiempo transcurre. Allí, en esa oscuridad en que los dos actores obligan a los dos personajes a darse. Y se dan por completo. Se aman. Nunca se odiaron. Al final resulta que, a pesar de que el público (yo) creía que estaban en la misma ciudad y con la misma gente, resulta que no. Que están en otro(s) lado(s). La luz se apaga y uno tiene que aplaudir porque se siente realmente conmovido.
          De más está decir que el texto es hermoso (sí, hermoso, mira que adjetivo tan poco común) y la adaptación digna de mencionarse. Me gustó. Mucho.


(A poco no el cartel es malito, malito)

ENCUENTRO DE CLARIDADES
Basada en los libros "El primer trago de cerveza y otros pequeños placeres de la vida"de Philippe Delerm y "Jugo de naranja" de Carmen Villoro.

Idea original y dirección: Sandra Félix

Con: Úrsula Pruneda y Mauricio García Lozano
Escenografía e iluminación: Philippe Amand
Diseño de vestuario: Edyta Rzewuska
Adaptación teatral: Ángeles Hernández
Ilustraciones escénicas: Ximena Cuevas

Del 15 de agosto al 23 de noviembre 2008
Jueves, viernes y sábados: 19:00 hrs.
Domingo 18:00 hrs.

1 comentario:

ELISA ARREOLA dijo...

cuál es el nombre de la canción que suena al final del video?