martes, diciembre 06, 2005

Listas

Porque al parecer las listas tienen el extraño don de convocar a la reflexión acerca de las cuestiones que tienen que ver con la propia vida, es que me permito lanzar la convocatoria de una nueva lista. Esta es una cosa sobre la cual siempre me pongo a reflexionar, acerca de lo que el destino y la necesidad podrían crear en un renuente laboral. La reflexión que se me ocurre hoy es pensar acerca de aquellas cosas de las que nunca trabajaría (a menos que la necesidad me orillara a desmentirme de mis fobias). Así pues, para nuevas reflexiones.

El trabajo que nunca aceptaría sería de:
*Elevadorista del World Trade Center. Pin... elevadores no tienen ventanas y te tapan los oídos.
*Guardia de supermercado.
*Cajero de banco (que es la misma situación que ser auxiliar de vestuario de, digamos, un table dance de catego o una pasarela de súper modelos. Hay, pero no puedes agarrar).
*Mesero de restaurante de la Colonia Condesa (la mayoría de los que acuden a comer ahí no dejan propina).
*Reportero de noticias de TV Azteca. Si alguien me obliga a hablar como Javier Alatorre y sus compinches, segurito que los mando directito a la...
*Botarga de la Abejita de Nutrisa (¡No! ¡Otra vez, no!).
*Despertador de Elba Esther Gordillo.
*Boletero de estacionamiento de centro comercial.
*Monitor de noticieros de Pedro Ferriz de Con o de Eduardo Ruiz Healy.
*Chofer de Irma Serrano.
*Redactor o corrector de estilo del TV Notas o el TV y Novelas.
*Repartidor de volantes de centro nocturno de mala muerte.
*Dependiente de sex shop.
*Redactor de estenográficas de la Cámara de diputados.
*Etiquetador a mano.
*Barman de narco-antro.
*Asesor de alfabetización básica de Vicente Fox.
*Boletero del metro.
*Enfermero en un hospital del IMSS.
*Fotógrafo de policiales.
*Asesor de moda de Verónica Castro.
*Guardaespaldas de Elton John.
*Maquilador de electrónicos.
*Dependiente de cualquier McDonalds.
*Recamarero de hotel de paso.
*Encargado de servicios escolares en el último día de inscripciones de la UNAM.
*Sonidero de barrio.
*Auxiliar de diálogos de cualquiera de las nenas (es) de Rebelde.
*Estilista.
*Repartidor de propaganda partidista.
*Repartidor del Machete-arte.
*Policía Judicial de cualquier estado.
*Soldado.
*Probador de prototipos de montañas rusas.
*Barman, mesero o limpiador de un bar de trova cubana.
*Botarga de Winnie Poh.
*Árbitro de futbol.
*Recogedor de basura.
*Encuestador de ñoras del Palacio de Hierro.
*Asistente de señora gorda (y rica) de Las Lomas o el Pedregal.
*Locutor de la Zeta o la KBuena.
*En fin.
Y tú, ¿qué es lo que nunca harías?

2 comentarios:

GoGo-Yubari dijo...

Chofer de pesero, metrobus o sistema metro... los taxistas por lo menos tienen la oportunidad de cambiar de ruta (y paisaje) con cada pasajero.

Imagínate manejar de Cuemanco a Toreo todos los días todo el día!

Y permite los comentarios anónimos... que bronca no poder dejar uno!

ira dijo...

Hola joven, qué buena lista!
Sobre todo esa de despertador de Elba Esther Gordillo.
Yo nunca sería mesera. Ya ya, soy una mamona, pero me cagaría esa manita levantada de un hijoeputa que se la está pasando bomba y que seguramente irá a coger con su hermosa novia. "Em, la cuenta, niña, porfavor" Ash.
Bueno, tampoco sería maestra de la comunidad Down (lo cual me apena muchísimo) porque no soporto esa frustración.
No sería árbitro de futbol: tanto correr para no meter ni un pinche gol en tu vida. Ni madres.
Y tampoco sería florista. Las flores deben regalártelas no pagártelas.
Oyes, ya te extraño, déjate ver antes de la natividá o qué?
Háblame no seas gachito.
Te mando besos besos besos. Me gusta que estés escribiendo tanto y también el taza extraña tus comentarios.
Ira. (aquella de la fac, ¿te acuerdas?)