lunes, enero 08, 2007

Machín Contemporáneo y Mujer Dizque Liberada


Como para alimentar más esa cosa que da en llamarse "Guerra de los sexos", Geo publicó en su blog la siguiente reflexión acerca de la forma en que se ejerce el machismo, lo que me puso a pensar también en las contradicciones que genera el actuar de las mujeres dizque liberadas. Acá los dos textos, para una comparación que permita el debate...

"MACHÍN CONTEMPORÁNEO

Este texto había estado empolvándose sin que lo mostrara a la luz. Sé que no es tarde para hacerlo. Y parafraseando a Ibargüengoitia: si hay alguna semajanza entre esta obra y algún hecho, no se trata de un accidente, sino de una vergüenza.

-El machín contemporáneo pide inconscientemente tener una novia con un nivel académico de mínimo licenciatura. Si ésta cuenta con nivel maestría, mejor.

-Ante los demás, maneja una apariencia de hombre abierto, liberal, comprensivo de los problemas de las mujeres. Cabe mencionar que en verdad se cree abierto, liberal y comprensivo.

-Existe una variante: el machín social. Éste sólo se porta "macho" ante sus amigos o familiares porque ante estos grupos desea no perder su categoría de "hombre".

-En la intimidad se comporta como machín. Si lo hace en público se sentirá descubierto e intimidado.

-Hay un paralelismo semántico entre las frases de uso común del machín tradicional y su nueva generación. La diferencia está en el hecho de que el contemporáneo utiliza palabras cultas y una estructura sintáctica compleja.

-Se justifican a través de argumentos intelectuales.

-Pueden portarse violentos.

-Aunque al primer contacto se muestran seguros, después sus actitudes y palabras van degradándose, es decir, cuando hay vínculos emocionales más fuertes expresan frases vulgares.

-Cuando la mujer está cambiando su primera reacción es violenta, pasado es momento se vuelven dóciles, dulces y amorosos.

-Un paralelismo más con el machín tradicional es que se encuentran en vigilancia constante. La diferencia es que los métodos del machín actual se han tecnificado. Mientras aquél vigilaba el vestido, maquillaje y tiempo de su pareja, éste interviene las cuentas de correo o el celular por una extraña "casualidad".

-Establece un canon de lecturas y gustos que deben ser acatados por la pareja.

-Si les haces una pregunta puntual te dan una cátedra.

-No hay un modo específico de vestir entre los machines actuales. Como cada uno se siente diferente y superior han creado su propio estilo de vestir.

-Todo machín es inseguro. Sus esfuerzos egocéntricos e intelectuales, lo confirman.

-Aparte de la lengua materna, saben otra lengua, misma que dominan.

-Su comportamiento es obsesivo y metódico.

-Por increíble que parezca, el machín actual no concibe la idea de que pueda serlo. Su mapa mental no admite esa posibilidad.

-Tiene con todos una postura política liberada donde defiende ideas como la libertad de expresión, de pensamiento y acción. Lo aplica con todos, menos con su pareja.

-Aunque dicen que no emiten juicios valorativos de una mujer a partir de sus atributos físicos, en el fondo, lo hacen.

-Como todo intelectual descalifican las banalidades, menos las propias.

-El machín contemporáneo no vigila a su mujer, la protege de los bellacos que proliferan."


Y acá la respuesta:

INVESTIGADORES SACAN CONCLUSIONES FINALES SOBRE LA MDL QUE NO SORPRENDEN TANTO

A partir de estudios absolutamente objetivos realizados por investigadores de diversas universidades de indiscutible prestigio, la Unión de Investigadores de Fenómenos Paranormales y Pseudofeministas (UIPPPF, por sus siglas en neerlandés), con sede en el Departamento de Investigaciones de lo Oculto y lo Indefinible (DIOI) y que han pedido el anonimato por razones claras [dos de sus miembros han recibido sendos ataques terroristas de diversos grupos feministas] han llegado a conclusiones definitivas en lo que respecta al estudio del espécimen denominado MDL (Mujer Dizque Liberada) archivada en el folio X-File00069, y adjunta al proyecto con nombre clave “La génesis del ardor”. He aquí los resultados de las investigaciones realizadas:


Tesis 1. Se denomina MDL al espécimen de sexo femenino que aduce en el discurso haberse librado de la carga significativa que la tradición falogocéntrica colocó supuestamente sobre ella; es decir, establece una ruptura con las definiciones tradicionales de la mujer sometida.


Hipótesis de conflicto: Su aparición puede fecharse a mediados de los años sesentas del siglo XX, con la ebullición de los movimientos pro-derechos civiles en los Estados Unidos de América. Lo cual limita su existencia al campo cultural de Occidente. En Oriente (Medio y Lejano) la situación difiere, aunque ya se habla de brotes esporádicos. Nota al margen: se tienen sin embargo, casos excepcionales surgidos sobre todo en el siglo XIX y con preponderancia durante el apogeo del Romanticismo (George Sand) y el Realismo Deprimente (Virginia Woolf).


Fisiología de la MDL:

1. Se declaran abiertamente en contra del género masculino y del dominio histórico que ha ejercido. Sin embargo, y exceptuando los casos de lesbianismo, los dramas que representan cuando han sido abandonadas, dejadas o sustituidas por algún varón, llegan a extremos de autoflagelación evidentemente desproporcionados. Lo anterior desnuda un desorden de tipo emocional conocido como complejo bipolar amatorio (amor-odio por el objeto de deseo).


2. Se declaran dentro y completamente de acuerdo con la revolución sexual impulsada por diversos grupos feministas. Sin embargo, se escandalizan de manera injustificada cuando el miembro del sexo opuesto (o sea el individuo masculino) les sugiere que la única y sana intención que tiene es pasar directamente a la actividad sexual, saltándose los innecesarios intermedios.


3. Argumentan que su voz nunca es escuchada, cuando en realidad son las que más hablan.


4. Apelan a la necesidad del diálogo, siempre y cuando se esté de acuerdo con sus argumentos (si no se está de acuerdo, la reacción instintiva se inscribe dentro del orden del “pinche machín, déjame hablar”). Confunden argumentos con volumen, no gana un debate el que tiene los mejores puntos, sino el que grita más fuerte.


5. Aseguran ser progresistas [ergo, “alternativas”] y estar en contra de la cosificación de la mujer y del triunfo a través del físico. Aunque explícita u ocultamente sus máximos paradigmas sean: Christina Aguilera, Britney Spears, Bebe, Julieta Venegas, Natalia Lafourcade, Beyoncé Knowles, Paulina Rubio, Thalía y (escalofrío) Shakira.


6. Dicen tener conciencia de género y solidaridad a toda prueba, cuando en realidad son las enemigas más grandes para sí mismas. Véase para esto los estudios: “Opiniones acerca de la vieja que me ganó al güey que me gustaba”; “¡Pero cómo esa pendeja puede ser Miss Universo!”; “De por qué mis papás quieren más a la cabrona de mi hermanita”; “Si no tuviera esas tetas, no le daban el trabajo”; “Pero si está más fea que prueba de embarazo usada (y positiva)”, etc.


7. Asegura que los hijos son accesorios, innecesarios o insoportables. Sin embargo, el estudio del Dr. J. P. Tovar, “A ver si dices lo mismo después de los treinta”, asegura que la mayoría de las MDL desean secretamente tener un hijo (o tres), camioneta Suburban en la puerta, perro de aguas, jardín delantero y marido con trabajo.


8. Aseguran que, en la búsqueda de pareja, la apariencia física no importa. Sin embargo, frecuentan lugares en los cuales los feos tienen prohibido el acceso: bares de moda, tiendas deportivas, cines VIP, castings de TV, albercas públicas, y, sobre todo, gimnasios. [Nota al margen: suelen enredarse con alguno de los especímenes localizados en estos hábitats, y caen en depresiones cuando son abandonadas o sustituidas por ejemplares de su misma condición].


9. La respuesta ante estas acotaciones se relacionarán con actitudes misóginas, machistas o en contra de la liberación femenina. La negación, según el afamado investigador H. G. Schporfkitconsz, se debe a una incapacidad de autocrítica y aceptación; o, en los casos más severos, a conflictos no resueltos con el padre.


10. En un 98.74 % de las respuestas de las MDL se podrá notar un ardor directamente proporcional a la incapacidad de refutar científicamente todos estos brillantes descubrimientos.


Archivo cerrado.

No hay comentarios.: